Por el placer de estar juntas hacemos juegos con palabras. Nos reunimos una vez por semana y entre café y cosas ricas, creamos letras en libertad.

jueves, 31 de diciembre de 2009

Ave Fénix







Entreabrió los ojos, los párpados volvían a caer. A lo lejos el rumor de tazas, platos, voces se mezclaban con el sopor. Se hundió nuevamente en la pesadez del dueño. ¡Fénix, Fénix! El susurro de todas las mañanas,
Ella volvía. Se estiró con dificultad para encender la luz. La realidad lo golpeó una vez más. Blancas paredes envolvían su cárcel sin tiempo, sin culpa. Otro día comenzaba, igual que ayer, que mañana, que pasado mañana, igual que hace ocho años sin meses, sin fechas, siempre igual.

-! Levantate! Se te hace tarde!
-Cómo que no vas a trabajar? ¡Eso no está bien!
-Hace tres días que no salís de la pieza… ¿que te pasa?

No está bien, claro que no estoy bien. Esas voces, las escuchaba, yo te juro que las escuchaba mamita, no te mentía, querían matarme, estaban detrás de la puerta, agazapados, tenía que estar despierto todo el tiempo, me querían llevar, no podía dormir. Ahora se fueron… igual que vos… pero yo sé que no me dejaste, te escucho todas las mañanas.
Bajó de la cama. Fue al baño. Se mojó la cara para despejar la modorra. Sacó la campera de abajo del colchón. Tenía muchos bolsillos en donde guardaba tesoros que escondía de las manos largas que en las noches de somníferos intentaban arrebatárselos. Se la puso. Jacinto su compañero de habitación le habló. Salió sin contestar.
Caminó por el pasillo junto a los otros que como autómatas enfilaban hacia el comedor.
¡Hola Fénix! Margarita le sonrió mientras le ponía delante el jarro con té y un pan.
¡Hola linda! La miró. ¡Está buena! Buen culo, buenas tetas. Un estudio integrado, arrastrado en años, su condición de hombre-macho perduraba.
-¿Querés que te cante un tanguito?
Eran su especialidad. Grabados en la memoria, resistieron. ¡Me sé 800!
Los impulsos eléctricos no pudieron con ellos, anularon, ¿qué anularon?
Recuerdos, momentos, vivencias, son olvidos que ya no cuentan.
-Ahora no, más tarde.
Salió al jardín. Asomaban los primeros rayos de sol. Un cigarrillo, el primero del paquete diario. Callados amigos, incondicionales. El humo llevaba sus sueños. Las monedas tintineaban en el bolsillo. Miró el reloj.
Es muy temprano para llamarla, espero un rato más.
Miró el palo borracho, gordo, panzón, sin hojas, desnudo como él.

-Tiene una boca enorme!. Me quiere tragar, ¿no la ves mamita? La abre muy grande, la lengua verde, llena de pinches.
-Señora este muchacho necesita una vida ordenada, sin sobresaltos, con esta medicación que es la adecuada y que lo acompañará el resto de su vida.

¡Colo! ¡Negrito! ¡Bianca! ¡Gris! Dorita caminaba tambaleante sosteniendo un plato con migas de pan mojado en leche mientras los gatos impacientes zigzagueaban entre sus viejas zapatillas. Eran toda la razón de su vida.
Fénix la miró sin verla. Dorita se detuvo, lo miró también con esa expresión de inocencia que tienen los perdidos.
-Viste cómo me quieren?- musitó. El sacudió la cabeza asintiendo. Camina como un gato, maúlla como un gato, es un gato.

-¡Hola Elena! – cayó la moneda.
….
-¿Venís mañana no?
…….
…Estás enferma? Que tenés?

-Bueno, te llamo mañana, que te mejores. ¡Cuidate!

Elena, su hermana, la única que lo conectaba con el mundo exterior, con ese mundo que le había dado la espalda. Cada quince días venía a visitarlo. Le traía ropa limpia, lo llevaba a tomar un café. Vivía entonces. Caminaban siempre por la misma vereda, entraban siempre al mismo bar, en la misma mesa, en el mismo sitio, siempre pedía lo mismo. ¡No me gustan los cambios! Compraba caramelos y cigarrillos en el mismo quiosco.
El ritual se repetía miércoles por medio. En su calendario la vida se remitía a esos esperados días y cómo su signado nombre volvía a renacer en ellos, renacía una y otra vez como el ave Fénix.




© Erica Schworer

® Birlibirloque

2 comentarios:

carolina dijo...

Conmovedor y estremecedor el relato.
tenes talento!
Carol

Anónimo dijo...

a veces no se donde encontrar a talento pero esta vez segun vos talento se dejó ver un poquito . Gracias Carol !!!!!