Por el placer de estar juntas hacemos juegos con palabras. Nos reunimos una vez por semana y entre café y cosas ricas, creamos letras en libertad.

sábado, 30 de agosto de 2008

Sola como había llegado





Yacía perdida entre las sábanas revueltas, pequeña como un gorrión herido, el pelo rubio destrenzado sobre los almohadones.

Volvió a un lado la cabeza, sus ojos grandes, ya sin brillo, lo miraron suplicando en silencio que la quisiera un poco.
Extendió con esfuerzo una mano transparente para retenerlo y lo último que vio fue su espalda ancha, cuando apretando un pañuelo sobre su boca, abandonó la habitación sin decir palabra.
Cerró los ojos resignada y un suspiro entrecortado elevó su pecho.
Desde la iglesia cercana se dejaron oír nueve campanadas.
La madre apretó el rosario, inclinó la frente y lloró en silencio.
Un viento helado estremeció a la multitud arrodillada.
Parpadearon las velas antes de apagarse y un hondo gemido subió desde la plaza.

La vigilia había terminado.


© Myrta Zweifel

® Birlibirloque

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Felicitaciones! por esta impresionante instantánea que aún nos sobrevuela.
Palabras moldeadas en sincronía de imágenes exactas. Muy buena elaboración.
Mis saludos.
Pablo Lepiane.

birlibirloqueras dijo...

Las birlibirloqueras te envían ocho grandes abrazos
Gracias por tu comentario.