Por el placer de estar juntas hacemos juegos con palabras. Nos reunimos una vez por semana y entre café y cosas ricas, creamos letras en libertad.

sábado, 30 de agosto de 2008

Deporte



EL JUEGO DEL JABALÍ

Se inició el campeonato del original juego “Atrapando al jabalí con cucharas de café”
Dicho juego se realiza con un equipo formado por 8 jugadoras, es un deporte femenino sin límite de edad.




Como representante del periódico “El Ideal” me designaron a cubrir dicho evento, me sorprende el último equipo que se anotó, un grupo de ocho damas equipadas con unos conjuntos deportivos de conocidas marcas. Al realizarles un reportaje me hacen saber el pasatiempo que practican en sus momentos libre: unas leen libros que muchas veces les resultan aburridos pero, ávidas de saber el final, siguen hasta la última hoja; otras prefieren ver interminables novelas televisivas; dos tímidamente confiesan ir al bingo; es decir todas actividades que se realizan sentadas.
Por eso y por sentirse capaces de competir en este curioso deporte, deciden participar.
La disputa se lleva a cabo antes del asado, que se servirá gratis al equipo ganador, situación que las entusiasma sobre manera.
La capitana del Equipo de las Ocho da las instrucciones antes de salir al ruedo y exige al jurado que el jabalí ¡esté limpio¡
Primero le toca jugar al equipo de jovencitas, que después del consabido cansancio de 30 minutos terminan exhaustas y perdedoras, el jabalí fresco como una lechuga.
Las ocho señoras, luego de retocar los labios, salen a enfrentar al porcino que mira con curiosidad las brillantes cucharas sostenidas fuertemente por cada jugadora.
Asombra la fuerza y la destreza de las damas, que corren detrás del animal quedando empapadas en sudor y sus cabezas completamente despeinadas, pero el entusiasmos las empuja a seguir. Cecilia (es el nombre de la entrenadora) da ordenes, haciéndoles recordar las distintas posiciones, cosa que ellas ni siquiera escuchan pues el bullicio de la gente alentándolas es ensordecedor.
Es tal el entendimiento de las señoras que logran acorralar al animal encandilado por las relucientes cucharas, prolijamente lustradas para la ocasión y cae exhausto a los pies de las bellas mujeres.
El jurado asombrado por el espectacular triunfo decide hacer el Anti Doping a las participantes, pero no al animal que, ufanado en el juego, engulló una pastilla caída al descuido del bolsillo de una participante.
El grupo de las 8 pasa el análisis satisfactoriamente. ¡Ganaron en buena ley¡
Con los brazos en alto saludan al público que las aclama.
Orgullosas del triunfo se dirigen a disfrutar lo ganado.

¿En buena ley?



© Remedios Pernas

® Bilibirloque

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Felicitaciones! Por tu humor, calidez y creatividad en este excelente relato.
Te cuento que el jabalí quiere revancha (esta vez jura no comer nada del suelo). Además, el asador las está buscando para pasarles la cuenta.
Cariñoso abrazo.
Pablo Lepiane.

birlibirloqueras dijo...

La revancha?
Lo veremos entre todas.Si nos decidimos, te damos la primicia.
Abrazos, ocho grandes.